Resignificar los objetos alrededor de la violencia

Dentro de las actividades del Festival Sucede, la artista mexicana Lorena Wolffer presentará “Evidencias” en el Museo de Arte Raúl Anguiano (MURA). Este proyecto artístico involucra la colaboración de la sociedad, al ser una colección de objetos y testimonios sobre la violencia contra las mujeres. El comienzo de “Evidencias” fue en la Ciudad de México, en el Museo Universitario Arte Contemporáneo de la UNAM. Se ha expuesto en Tijuana, Querétaro, en otros sitios de la CDMX y ahora llega a Guadalajara para incrementar el acervo.

Patricia Urzúa, directora del MURA, resaltó la colaboración de 12 colectivos, asociaciones y activistas de Guadalajara en la convocatoria y recolección de los objetos. Fueron 82 las piezas que se suman a las 126 que ya tenía la colección de Lorena Wolffer.

Susana Chávez, directora de Cultura de Guadalajara, señaló el problema de la violencia de género como una problemática latente en la capital de Jalisco.

María Elena García Trujillo, directora del Instituto Municipal de las Mujeres en Guadalajara (IMMG), dijo que esta violencia atañe en todas las esferas de la sociedad, por ello en ocasiones es difícil hablar de ello. Sobre la exposición, puntualizó que coincidirá con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, conmemoración que tiene lugar el 25 de noviembre. 'Evidencias' permanecerá en el MURA hasta el 31 de enero de 2017.

Lorena Wolffer afirmó que la inclusión de estos objetos y su exhibición genera la reflexión: se trata de un tipo de arte que centra el atractivo en el proceso y no tanto en el resultado. Para la artista, desde los años noventa se ha alzado la voz en contra de este tipo de violencia: lo preocupante, afirmó, es que lejos de disminuir, los casos de asesinatos de mujeres (el extremo en el espectro de la violencia de género) no dejan de rebasar las cifras récord.

La artista comentó que un objetivo de “Evidencias” es dejar de normalizar este tipo de violencia. Érika Venadero, de Uni-Diversidades (uno de los 12 colectivos que apoyó en la recolección de objetos), agregó que en ocasiones las mujeres no toman como violencia distintos grados de agresiones psicológicas y verbales. Paulina Flores, del Colectivo Lésbico Tapatío, comentó la dificultad que supone expresar las experiencias de violencia: “Recibirlo también es difícil, suele ser algo catártico”, agregó Lorena Wolffer.

Los objetos son donados o prestados, se exponen de manera anónima salvo en los casos en los que se pida expresamente lo contrario. La colección incluye una basta variedad de objetos cuyo testimonio los vincula con la violencia de género contra la mujer: botellas de cerveza, tijeras, cuchillos, celulares, vidrios, zapatos, etcétera. Son pertenencias de quienes sufrieron o ejercieron la violencia, objetos que guardan una carga simbólica, respaldada discursivamente por los testimonios que los acompañan.

TOMA NOTA
Arte y diálogo

Además de la exposición, el Museo de Arte Raúl Anguiano ha programado una serie de actividades alrededor del tema. La primera de ellas es Del activismo al arte de las conciencias: Diálogo entre Lorena Wolffer y activistas locales, este miércoles 16 de noviembre (19:00 horas).

El miércoles 23 (18:00 horas) tendrá lugar el foro académico La violencia de género, del silencio oprimido al feminicidio; el sábado 26 se llevará a cabo el taller Próxima estación: Igualdad (10:00 horas). El sábado 10 de diciembre habrá teatro, con Valentina y la Sombra del Diablo (13:00 horas). Less Logramos se presentará el sábado 14 de enero (18:00 horas). El 20 del mismo mes habrá lectura dramatizada por la agrupación Cuenta Cuentos GDL. Tribu, Colectiva de Teatreros de Participación, estará el sábado 28 de enero.